Temas

Cómo conservar el vino

26/12/2018 · Elaboración del vino

La conservación del vino es casi tan importante como el cultivo de sus uvas o su fabricación, es una parte más de su creación determinante para su sabor y calidad. Cada parte del proceso cuenta y es fundamental para el sabor final.

En la conservación del vino influyen varios factores que es necesario tener en cuenta, tanto para vinos blancos como para vinos tintos. La posición de la botella, por ejemplo, tiene que ser siempre horizontal para que el líquido siempre se encuentre en contacto con el corcho y que no se seque, ya que supondría la entrada de aire en la botella y se podrían ver perjudicadas las cualidades del vino. La luz, la temperatura, la ventilación, la humedad y el movimiento, son algunos de los aspectos más importantes y que hay que cuidar.

La fabricación del vino tinto suele estar pensada para ser consumido y no para guardarlo durante años, mientras que los blancos suelen tener una vida más larga. Sin embargo, el tiempo de conservación es una característica propia de cada vino que es aconsejable conocer a la hora de hacerse con él.


Aspectos clave para conservar el vino en tu hogar o en una bodega

- Luz: lo ideal es la ausencia de luz o un lugar con una luz débil, los halógenos y las luces ultravioletas son perjudiciales para el vino, siendo la luz del sol la más agresiva para estas bebidas.

- Temperatura: la temperatura del lugar en el que se guarde el vino no debería superar los 20º, siendo lo ideal una que ronde los 12 o 15 grados. Es muy importante que el vino no se exponga a cambios bruscos de temperatura y que los cambios diarios no superen los 2 grados.

- Ventilación: es fundamental airear la zona en la que se guarden los vinos para evitar el desarrollo de hongos y la creación de olores, ya que los olores pueden afectar al sabor y a las cualidades del vino.

- Humedad: lo ideal es una humedad ambiente entre el 70 y el 80% para evitar que el corcho la absorba. Además, el tapón también debe mantenerse siempre en contacto con el líquido para no secarse y evitar la entrada de aire.

- Movimiento: el vino es una bebida que debe reposar, por ello es aconsejable colocarlo en zonas a las que no afecten vibraciones y siempre con las botellas en posición horizontal, por lo comentado anteriormente sobre la humedad del corcho.


La salud del vino es importante para el Laboratorio Poutás, por ello insistimos en la correcta conservación de esta bebida. Nos dedicamos al estudio y control de este tipo de bebidas alcohólicas y controlamos el mantenimiento de las mismas. No dude en contactar con nosotros si quiere un análisis de su vino, de su tierra o de su agua.

¡Compártelo!