Pasar al contenido principal

Efluentes y vertidos en bodegas

04-04-2022

Los vertidos líquidos de bodegas se caracterizan, de manera general, pero siempre atendiendo al tipo de producto que se desarrolle en la bodega, por presentar un impacto sobre el medioambiente apreciable, por lo que deben ser tratados y/o depurados antes de su vertido a colectores o cauces públicos, debiéndose esta carga de contaminación a su concentración de sustancias orgánicas y no a un efecto de toxicidad de alguno de sus componentes; aunque esta razón no se descarta, ya que por ejemplo en las operaciones de lavado de la materia prima esta puede arrastrar sustancias provenientes de productos fitosanitarios como compuestos organoclorados, organofosforados, etc. Las sustancias que contienen los vinos, sidras, cervezas, etc. presentan una fuerte demanda química de oxígeno (DQO), así como también una alta biodegradabilidad, excepto los polifenoles, con una relación de DBO (demanda biológica de oxígeno)/DQO situada entre valores de 0,5 y 0,7; lo que permite establecer de manera sencilla un tratamiento de depuración biológico.

Parámetros de contaminación

Los principales parámetros medidos para definir el mayor o menor grado de contaminación de un efluente líquido de una bodega son:

Demanda química de oxígeno (DQO). Cantidad total de polución oxidable de un efluente, lo que corresponde a la cantidad necesaria de oxígeno para oxidar las materias orgánicas y minerales contenidas en los vertidos

Demanda biológica de oxígeno (DBO). Cantidad de polución biodegradable de un efluente, que corresponde con la cantidad de oxígeno necesaria, para que unos determinados microorganismos, para oxidar las materias carbonadas biodegradables. Generalmente, esta medida se hace durante 5 días a 20º de temperatura llamándose a esta medida DBO5

Materias en suspensión (MES). Cantidad de elementos no solubles contenidos en una unidad de volumen de efluente. Sólidos sedimentables. Cantidad de sólidos que sedimentan en 1 o 2 horas en una probeta de decantación cónica tipo Imhoff.

Temperatura. Está ha de ser medida en el lugar de la toma de muestra

Conductividad. Permite conocer la carga iónica, es decir, la cantidad de sales, disueltas en los efluentes.

pH. Permite conocer la concentración de hidrogeniones o protones H+ de un efluente; este ha de ser medido en el punto de recogida de la muestra

Nitrógeno total. Corresponde a la suma de las sustancias nitrogenadas, minerales y orgánicas contenidas en los efluentes.

Fósforo total. Equivale a la suma de las sustancias fosforadas, minerales y orgánicas.

Materias oxidables. Permite estimar el nivel de polución total de los vertidos

 

1

 

Carga Contaminante y variabilidad de efluentes en las bodegas

Alta concentración de materia orgánica con valores medios de DQO de 10 a 20 g/litro, pudiendo alcanzar hasta los 200 g/litro si hablamos de fangos o lías puros, y con valores de DBO5 entre los 5 y 10 g/litro hasta valores de 150 g/litro en fangos y lías puros

La mayoría de esta materia orgánica se encuentra en forma soluble; por lo que no es separable mediante procesos físicos simples como la sedimentación, no pudiendo almacenarse largo tiempo sin una posible putrefacción.

Los vertidos además contienen abundantes materias en suspensión: pepitas, hollejos, tartratos, tierras, etc.

Los componentes en general son biodegradables, a excepción de componentes férricos que oscilan entre los 60 – 225 mg/litro y otros compuestos metálicos, que pueden ser tóxicos para la fauna acuática a concentraciones relativamente bajas.

Valores de pH suelen ser bastante ácidos con valores que oscilan entre 3.0 – 5.0 aunque en ocasiones sus valores pueden llegar a 10 – 11 cuando se utilizan soluciones básicas para el lavado como puede ser las soluciones de sosa cáustica (NaOH) o sosa Solvay (CaCO3)

Los efluentes suelen presentar una ausencia acusada de nitrógeno y fósforo. Sin embargo, si estos vertidos proceden del lavado de botellas de recuperación, pueden contener abundantes cantidades de fosfatos, los cuales pueden producir un crecimiento desmesurado de algas.

Los restos de ferrocianuro potásico son tóxicos para la fauna acuatica, por lo que están terminantemente prohibidos. Comentar que gracias a los avances en estabilización férrica y cúprica en los vinos, el empleo de este estabilizador cada vez está en mayor desuso.

Según H. Bauer, la distribución del nivel de contaminación de aguas residuales en una bodega de elaboración de vino blanco puede ser representada por las siguientes relaciones

  • Prensado - 8,8 %

  • Desfangado de mostos - 21,4 %

  • Lias del primer trasiego - 49,9 %

  • Lavado del primer trasiego - 11,2 %

  • Lias del segundo trasiego - 2,4 %

  • Lavado del segundo trasiego - 1,4 %

  • Lavado de botellas - 4,9 %

Relación de sustancias contaminantes

En esta sección presentamos los principales componentes contaminantes de los efluentes producidos en bodegas de los cuales hay que tener control exhaustivo de los que se hace eco la legislación estatal

  • Compuestos organoclorados (contienen halógenos; a saber flúor, cloro, bromo o iodo) y compuestos que puedan dar origen a estos en el medio acuático

  • Compuestos organofosforados (contienen fósforo)

  • Compuestos organoestánicos (contienen estaño)

  • Sustancias que posean poder cancerígeno, mutagénico o teratógeno (causa defectos congénitos) en el medio acuático o a través del mismo

  • Mercurio y compuestos de mercurio

  • Cadmio y compuestos de cadmio

  • Aceites minerales persistentes e hidrocarburos de origen petrolífero persistentes

  • Sustancias sintéticas persistente que pueden flotar, permanecer en suspensión o hundirse causando con ello un perjuicio a cualquier utilización de las aguas

  • Metaloides y metales siguientes y sus compuestos: cinc, cobre, níquel, cromo, plomo, selenio, arsénico, antimonio, molibdeno, titanio, estaño, bario, berilio, boro, uranio, vanadio, cobalto, talio teluro y plata

  • Biocidas y derivados no incluidos en la clasificación de organohalogenados, organofosforados u organoestánnicos

  • Sustancias que tengan efectos perjudiciales para el sabor y/u olor de productos de consumo humano derivados del medio acuático

  • Compuestos organohalogenados (derivados del silicio) tóxicos o persistentes y sustancias que puedan originarlos en aguas, excluidos los biológicamente inofensivos o que dentro del agua se transforman rápidamente en inofensivos

  • Compuestos inorgánicos de fósforo y fósforo elemental

  • Aceites minerales no persistentes o hidrocarburos de origen petrolífero no persistentes

  • Cianuros y fluoruros

  • Sustancias que influyen negativamente en el balance de oxígeno, especialmente amoniaco y nitritos.

Cabe mencionar que además de la legislación general del estado sobre efluentes, cada comunidad autónoma y entidades locales pueden establecer medidas complementarias y compatibles con esta legislación.

Si tienes alguna duda acerca de la normativa o de alguno de los conceptos que se acaban de exponer en este artículo puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso ninguno y exponernos todas tus preocupaciones para que podamos orientarte en como resolver tu problema

 

Recordar que en laboratorio poutas somos especialistas en el análisis y asesoramiento en potabilización de aguas, y en el análisis de aguas residuales donde además de realizar el análisis oportuno os damos los protocolos de actuación necesarios para hacer las enmiendas que vuestro terreno necesita. Además, tambien somo expertos en el análisis, control de calidad y asesoramiento en la producción de bebidas, por lo que os animamos a consultar sin compromiso cualquier duda que tengaís.

Por último, no dudes en leer las noticias de nuestro blog si quiere aprender más sobre todo lo que tenga que ver con seguridad y calidad alimentaria y medio ambiente

 

 

El agua compone hasta el 95% de la cerveza, y los minerales disueltos en ella tienen mucha importancia en su evolución, pues están implicados en numerosas reacciones (bio)químicas a lo largo de las...
07-04-2022
La vid es una planta que tiene relativamente escasas necesidades de agua para su cultivo, podemos generalizar en que sus necesidades se estiman entre 280-300 litros de agua para generar 1 kg de...
04-04-2022
Los vertidos líquidos de bodegas se caracterizan, de manera general, pero siempre atendiendo al tipo de producto que se desarrolle en la bodega, por presentar un impacto sobre el medioambiente...